POR QUÉ NUESTRO CEREBRO NO APRENDE CUANDO NOS GRITAN O NOS CASTIGAN

NATURAFAMILIA > > DISCIPLINA POSITIVA > POR QUÉ NUESTRO CEREBRO NO APRENDE CUANDO NOS GRITAN O NOS CASTIGAN POR QUÉ NUESTRO CEREBRO NO APRENDE CUANDO NOS GRITAN O NOS CASTIGAN
NATURAFAMILIA > > DISCIPLINA POSITIVA > POR QUÉ NUESTRO CEREBRO NO APRENDE CUANDO NOS GRITAN O NOS CASTIGAN POR QUÉ NUESTRO CEREBRO NO APRENDE CUANDO NOS GRITAN O NOS CASTIGAN

POR QUÉ NUESTRO CEREBRO NO APRENDE CUANDO NOS GRITAN O NOS CASTIGAN

En mis cuarenta años de vida, he tenido una familia de origen protectiva, y he pasado por diversas instituciones educativas.  Afronté la EGB en los 80, la secundaria en los primeros 90 y la universidad hacia el final de los 90.

En cada una de estas instituciones, escuché gritos y  aguanté castigos en mayor o menor medida.

Hoy me pregunto si aquellos adultos que me rodeaban creían fielmente que esos gritos y/o castigos eran la forma correcta de educarme ¿o quizá ni ellos mismos lo creían? Nunca lo sabré. No dejaban de ser gritos de poder y muestras de autoridad.POR QUÉ NUESTRO CEREBRO NO APRENDE CUANDO NOS GRITAN O NOS CASTIGAN

Recuerdo una vez, tendría unos 9 años y estaba en EGB, que fui expuesta delante de toda la clase por, creo recordar (ni siquiera estoy segura),  no prestar atención a la lección. Se me puso en el rincón cara a la pared, apartada y aislada del resto de la clase.

Recuerdo mi terror y vergüenza infinita, que, desde entonces, y aún hoy, arrastro y enfrento cada vez que debo salir delante de un público y exponerme.

¿Por qué el niño, al que acaban de castigar y/ o gritar, no aprenderá la lección? Esa lección de vida, enseñanza de futuro que, como padres o profesores queremos que nuestros niños aprendan.  Aquí vamos a tratar de dar una respuesta química al por qué, dejando de lado en esta ocasión las corrientes educativas.

Hoy vamos a centrarnos en nuestro sistema límbico, y más concretamente, en nuestra amígdala, colaboradora imprescindible en la regulación de las emociones, la cual puede reaccionar de una manera agresiva si percibe que está en peligro. Recibe este nombre por su forma parecida a una almendra (almendra es amýgdalo en griego).

Existen ya cientos de estudios neurológicos que avalan que, si el niño no se siente cómodo, seguro y protegido, su cerebro activará el modo de supervivencia y bloqueará la entrada de nuevas informaciones.

El cuerpo amigdalino, o amígdala cerebral es un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en el interior de los lóbulos temporales de los vertebrados complejos, humanos incluidos.  La amígdala forma parte del sistema límbico, y su papel principal es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales.

Cumple varias funciones básicas relacionadas con los instintos y la supervivencia de la especie, como el hambre, la sed, el sexo, la memoria y las emociones más primarias: irá, alegría, miedo, tristeza…Durante mucho tiempo se ha dicho que en la amígdala nacían las emociones, aunque esto no es del todo correcto.

La amígdala envía proyecciones a otros sistemas para incrementar los reflejos de vigilancia, paralización y escape/huida,  para las expresiones de miedo,  para la activación de neurotransmisores de dopamina, glucocorticoides, noranedralina y adrenalina. Destacar que muchos de estos neurotransmisores están intimamente ligados a las respuestas de estrés y en particular al distrés (estrés nocivo al organismo).

La amígdala participa en una gran variedad de funciones, pero destacan el mantenimiento de nuestros recuerdos y diversos aspectos de la memoria. En muchas ocasiones los hechos se relacionan con una emoción muy intensa: un hecho de la infancia, la perdida de una persona querida, una situación de gran estrés o terror…

Si un niño no se siente seguro, la amígdala se activa e impide que  haya absorción y entrada de información al cerebro, bloqueando la entrada de nueva información.

Un estudio publicado por la revista “Microbiología del aprendizaje” en 2002 sugiere que la amígdala, de hecho, tiene un fuerte impacto en el aprendizaje.

“La amígdala revisa constantemente toda la información que llega al cerebro a través de los distintos sentidos con el fin de detectar rápidamente cualquier cosa que pueda influir en nuestra supervivencia”, explica Justin Feinstein (Universidad de Iowa, EEUU). “Una vez que detecta el peligro, la amígdala orquesta una respuesta rápida de todo el cuerpo que nos empuja a alejarnos de la amenaza, lo cual aumenta nuestras posibilidades de supervivencia”. (Texto extraído de la autora Koncha Pinós-Pey)

Paul Gilbert (profesor de la Universidad de Oxford y Derby, Reino Unido) sugiere que si un alumno en clase siente culpa, vergüenza, aburrimiento, frustración o miedo…estos sentimientos estimularán al cerebro para que entre en modo huída, lucha, o hacerse el muerto, todo ello a través de la amígdala. (Texto extraído de la autora Koncha Pinós-Pey)

Cuando gritamos, cuando castigamos, cuando imponemos una consecuencia a un niño, estamos activando todo el cuerpo amigdalino. Cuando a un niño se le grita o castiga, el mensaje primario que está recibiendo su cerebro sería algo similar a:

“¡Mayday mayday, nos atacan! ¡Aviso a todas las unidades, cierren todas las compuertas y salidas! ¡Nada entra ni sale!”

Y, efectivamente, el niño, mucho más inteligentemente intuitivo y primario que nosotros, los adultos, activa su amígdala y bloquea las compuertas de su cerebro como motor de supervivencia. El niño pierde la capacidad de actuar, ha sido una reacción puramente química que garantiza la supervivencia.

El cerebro da la orden, la amígdala actúa y se interpone en el proceso de aprendizaje.

Involuntariamente, en lugar mostrar al niño una enseñanza o habilidad de vida necesaria para su futuro (léase responsabilidad, auto-determinación, empatía, autonomía, honestidad, etc.) , la cual era nuestra primera meta, hemos activado todos sus sensores de supervivencia, siendo ya prácticamente imposible el aprendizaje profundo.

El niño aprenderá, cierto:  aprenderá cómo evitar el castigo o el grito. ¿Era esto lo que queríamos enseñarle?

¿Qué alternativas tenemos? La Disciplina Positiva nos ofrece múltiples instrumentos que podemos usar en lugar del grito o el castigo, que, como ya hemos visto, no son efectivos. Aquí vamos a destacar tres, por considerarlos estrechamente ligados al tema que tratamos:

  • Entrenar nuestras emociones. De forma que seamos capaces de controlar nuestro cerebro más animal, el cerebro reptil, aquel que heredamos de los primeros reptiles (tronco encefálico y sistema límbico)  y que, en ocasiones, cuando la corteza prefrontal (nuestro cerebro más humano por decirlo así) no nos puede ayudar a regularlo, nos hace explotar, enfadarnos, enrabietarnos, etc. ¿Cómo conseguir esto? Trabajando sobre nuestras propias emociones, fomentando el autocuidado, tomando conciencia plena y desarrollando el autoconocimiento.
  • Preguntarnos cuál es nuestra primera reacción emocional al comportamiento de nuestro hijo. Si descubro cómo me siento yo cuando mi hijo se comporta en un determinado modo, estaré más cerca de descubrir cuál es su meta equivocada, el mensaje oculto que nos lanza inconscientemente tras su comportamiento. Descubrir si me siento  culpable, frustrado, incapaz, enfadado…etc..,  cuando mi hijo se comporta en una determinada manera, me ayudará a entender cuál es el mensaje oculto que me está lanzando. Porque tal vez el comportamiento no sea el adecuado (a nuestros ojos de adulto), pero el mensaje/necesidad existe y está ahí, solo debemos entenderlo.

Porque el comportamiento de nuestros hijos también nos habla, y mucho, de nosotros mismos. Disciplina Positiva ha reagrupado estas emociones y comportamientos en el cuadro llamado “La Tabla de las Metas Equivocadas”, y que podremos explorar más en profundidad en otro post.

  • Conexión antes de la corrección. Conectar a nivel físico y emocional con el niño antes de actuar, ayudará a que el objetivo sea más fácilmente asumible por ambos. En definitiva, ayudará a obtener un ambiente más colaborador. Somos seres sociales, seres físicos, y todos, sin importar nuestra altura, necesitamos  sentir conexión y pertenencia.

Un instrumento potente de los talleres de Disciplina Positiva es “Necesito un abrazo”. Cuando tu hijo esté en pleno estallido o rabieta, elige un segundo de calma y prueba a decirle: “Necesito un abrazo”. Si te responde negativamente, insiste: “Necesito un abrazo, cuando estés listo yo estaré aquí”. El poder de un abrazo es sorprendente, y sus efectos duraderos. Conecta, siente, abraza.

A nadie le gusta que le griten o le castiguen,  sea un padre, profesor, o nuestro jefe el que lo haga. Nos sentimos humillados. El aprendizaje profundo en la infancia está basado en un binomio fundamental: Movimiento/ Experimentación y Emoción Positiva. Sin él, sencillamente, el aprendizaje no es posible.

¿De donde hemos sacado la loca idea de que, para que los niños se porten bien, primero deban sentirse mal? Jane Nelsen.

María Fabregat

www.naturafamiglia.com

43 Comentarios
  1. Leticia Fonseca 1 año

    Gracias. Es de una imperiosa importancia el conocer las bases neurológicas del comportamiento y aun mas tranquilizador el obtener estrategias adecuadas a las estructuras por sus funciones. En la práctica privada realmente consuela y ayuda unas nueva visión y estrategias.

    • Muy cierto. El Conocimiento de cómo funciona nuestro cerebro es una herramienta poderosa en sí misma. Gracias por tu comentario!

  2. Gabriela 1 año

    Excelente articulo. Como se hace cuando has gritado o castigado y bloqueaste ese aprendizaje? en mi caso, un par de veces fui muy dura con accidentes que tuvo de vaca por quedarse jugando y no conectearse en ir al baño. En ese entonces mi hija si avisaba cuando quería ir y los accidentes eran pocos. Era yo quien no estaba muy tranquila. Después de estas retadas Fuertes, ella se bloqueo y ahora no avisa para nada cuando desea ir al baño, tenemos que llevarla en horario. Retrocedimos un montón. Ella entendió que hacer el baño está mal, no que los accidentes están mal. Afecte mucho aquello que habíamos ganado.

    • Hola, Gabriela. Entiendo que tu hija está aun en proceso de aprendizaje de control de esfinteres, y comentas que esta en el camino. En Disciplina Positiva hablamos siempre de que el error durante cualquier proceso es una maravillosa oportunidad de aprendizaje. Quizá autoplantearse estas preguntas podría servirte de guía: ¿cómo puedes recuperar la conexión con tu hija en esos momentos?, ¿hablar del proceso fisiológico podría ayudar?, ¿Que palabras, acciones o actitudes concretas puedes usar para hacerle llegar las emociones o sensaciones que necesitáis ambas para desbloquear esa situación? Como dice el artículo: conectar, abrazar, escuchar, recoger lo que tu hija te exprese, y hacerle saber que estas ahí para ella, pase lo que pase en cualquier situación. Estoy segura que dentro de ti tienes los recursos que os ayuden a avanzar. Gracias por tu comentario!

  3. Susana Biriotti 1 año

    Excelente nota!!

  4. Gracias por tan bien artículo.
    Si a los gritos y amenazas de padres, maestros, hermanos y compañeros añadimos los gritos de las pelis, la fealdad de los juegos electrónicos, el machaque de algunos sistemas pedagógicos, etc, tenemos a un niño con una amígdala en alerta que lo convierte en amenazante para sus padres, maestros, hermanos, compañeros, etc y a ver quién para esto. En mi opinión, lo para el trabajo consciente de cada vez más adultos que decidan ver con claridad sus propios traumas, y trabajarlos, lo que le permitirá ver con claridad cuáles son las necesidades reales de los niños y trabajar con coherencia y ética para éstos.
    Bonito día de San Juan
    Rocío Martín

    • Sí, las nuevas tecnologías aportan visiones y realidades a las nuevas generaciones que las antiguas no hemos conocido. Y es solo ahora, tras varios años, que comenzamos a tener estudios serios sobre sus efectos y consecuencias a largo plazo. Gracias por tu aportación! Feliz día de San Juan a tí también!

  5. Brenda Gil 1 año

    Mi niño tiene 13 años y cuando se le llama la atencion por algo. Le pregunto q entendiste y dice : nada. Se atreve correr a la gente y no quiere disculparse por haberme ofendido. Dice q no lo siente. Que puedo hacer para ayudarlo a recupetar el respeto a los demas y a mi misma? Gracias por su atencion y appyo, Me gusto el articulo. 😉

    • Gracias por compartir tu Experiencia, Brenda. La adolescencia es un periodo complejo de desarrollo del ser humano, donde el adolescente está expuesto a muchos cambios externos e internos, tanto a nivel hormonal, como químico y cerebral-neuronal. Cierto que acompañar a nuestros adolescentes en este proceso no es tarea fácil, ser padres es un trabajo de largo recorrido. Conocer cómo funciona el cerebro en esta etapa puede ayudarnos. Daniel J. Siegel nos habla de ello en el libro “Tormenta cerebral”. Al respecto de tu pregunta te animaría a informarte de los talleres de Disciplina Positiva más próximos a tí, que pueden darte las herramientas e instrumentos que te ayuden a recuperar ese respeto y conexión del que hablas. Gracias por tu comentario!

      • Josep 1 año

        LO BUENO DEL CASO ES QUE A MI ME PARECÍA NORMAL.

  6. Iván 1 año

    Hola, te cuento : mi hija tiene rabietas muy intensas y nos es imposible establecer una comunicación con ella cuando está así… Últimamente utilizo el recurso de encerrarme con ella en una habitación y estar allí hasta que podemos hablar tranquilos y ella se calma. Lógicamente ella no quiere esa situación y creo que únicamente se calma para poder salir de la habitación. No se si es una estrategia correcta, no me acaba de convencer, pero es lo único que puedo hacer hoy o por hoy para calmar sus rabietas sin que acabe con mi paciencia y sin levantarle la voz en ningún momento, pero claro, la estoy forzando a una situación límite para ella… Nose si lo estoy haciendo correctamente…. Gracias..

    • Hola, Iván. Ser padres no es tarea fácil, ya el plantearte como lo estas haciendo, si estás respetando lo que tu hija necesita es un punto de conexión importante. Enhorabuena por mantener la calma en esos momentos tan difíciles. La solución de la que hablas, ¿ha sido consensuada y aceptada por todos? Los niños aceptan mejor las normas cuando han participado en su creación (tanto de la norma como en vuestro caso del espacio para calmaros que comentas) . En Disciplina Positiva usamos las Reuniones de Familia para tratar y consensuar entre todos soluciones a situaciones concretas. Gracias por tu comentario!

  7. Marise VO 1 año

    Gracias por tan buen articulo! Una consulta mi hijito tiene casi 2 años, y tiende a la frustración cuando algo le sale mal, tira sus juguetes o algo que está a su alrededor, reniega y se molesta. Que hacer en ese momento? No quiero que se le haga una mala costumbre Gracias por su atención.

    • Hola, Marise. Los dos años son la etapa de la autodeterminación, del descubrimiento del propio yo como ser individual y único con respecto a los demás, de la autodeterminación de mi personalidad especial y diferente. Es la etapa en la que generalmente aparecen las primeras frustraciones cuando no consigo reafirmar esa independencia, “cuando algo no me sale”. Lo que hagamos como padres y personas en ese momento de frustración para acompañar a nuestros hijos será su ejemplo y modelo del que ellos van a ir aprendiendo. Igual de valioso es lo que hacemos cuando nos frustramos nosotros, ya que los niños están siempre observando. ¿Me siento calmada, o irritada, enfadada? ¿Hablo con tranquilidad o nerviosa? Enhorabuena por la maravillosa oportunidad de aprendizaje para tu peque y gracias por tu comentario!

  8. Marcia Rivera F. 1 año

    Excelente artículo que nos lleva a reflexionar ,mucha razón en lo que se plantea de conectarse con nuestros hijos ,muchas veces queremos imponer nuestro pensamiento y actitud y no nos damos cuenta que debemos entender que sus cerebros están en desarrollo sean preadolescentes, adolescentes , tercera edad ,cuidar un enfermo un constante aprendizaje en la vida ..

    Vaya , son distintas etapas de la vida y todas han sido difíciles ,amamantar ,cambio de pañales a controlar esfinter , qué difícil tarea ,un constante estrés para el que educa y para el que recibe …

    Por favor datitos para leer sobre disciplina positiva necesito trabajarlo con mis hijos urgente antes de colapsar y no se olviden del autocuidado …

    Saludos y gracias por el espacio..

    • Cierto, Marcia. Qué difícil y apasionante tarea la de ser padres y que importante es el autocuidado. Te animo a buscar talleres de Disciplina Positiva cercanos a tu zona, que te facilitarán conocimientos y herramientas prácticas para usar en familia. En cuanto a lecturas Jane Nelsen, cocreadora de la Disciplina Positiva tiene varios libros publicados que puedes encontrar en Español. Gracias por tu comentario!

  9. Pari 1 año

    Gracias por compartir el artículo, es muy interesante.
    Mi niño de 2 años y su hermanita de 3 meses …
    El Niño va creciendo con 3 idiomas por lo que aún no se expresa bien, aunque entiende todo lo que se le diga.
    Cuando le llamó la atención por algo que hace mal por ejemplo tirar la comida al suelo/ gritar/ tirar los juguetes / pegarle a la hermanita …. Él responde amenazando con la mano (hablando en su idioma claro) l cara enfadada, pegándome, tira las cosas o hace el “carrito” con la boca que es escupir.
    Cuando le llamó la atención por alguna cosa que represente un peligro para él por ejemplo subirse a la mesa y tocar el televisor, bajar o subir escaleras, cruzar la carretera sin ayuda, se enfada muchísimo y se queda inmóvil llorando frustrado.
    Le corrijo muy suave con palabras cariñosas y no entiende. Le hablo fuerte y con cara de enfado lo sujetó fuerte de la mano o los hombros y tampoco entiende .
    He pensado que pueden ser celos por la llegada de su hermanita por eso también le dedico tiempo a él, lo mimo, le cargo en brazos jugamos juntos , pero cuando te Go otra vez a la bebe en brazos el me pide que también lo cargue o le de el pecho o simplemente le quita la boca a ella delnpejo o le hala la pierna .
    Ya no se como hablarle ninguna de las dos me funcionan y cuando le gritó me siento muy mal le pido perdón y le acarició, pero no quiero entrar en ese círculo de gritar y pedir perdón o sentirme una mala madre .
    Cada nuevo día pienso Hoy no le voy a regañar fuerte pero a los 5 min hace alguna cosa y no lo pienso le grito y alguna vez alguna nalgada. :((

    • Gracias por compartir tu experiencia con nosotros, Pari. La llegada de un nuevo miembro a la familia es una situación que puede generar muchas sensaciones y emociones diferentes en el hermano mayor. En Disciplina Positiva y en los talleres vemos la tabla de las metas equivocadas, que nos enseña que el mensaje que el niño nos está diciendo, va mucho más allá de su comportamiento. Dreikurs individuó cuatro metas: atención excesiva, poder, venganza, deficiencia asumida. Comprender, intuir cuál pude ser el mensaje debajo del comportamiento nos ayudará a ayudar a nuestro hijo.

  10. Maria Teresa 1 año

    Tengo una niña que tiene 9 años es muy juguetona y no se concentra en las clases llega con puros 5 y eso me enfada mucho qué puedo hacer para no gritarle ni obligarla a sacarse buenas calificaciones.ésto me tiene muy decepcionada.Necesito ayuda.gracias.

    • Como explicaba en el comentario anterior, lo que vemos (comportamiento del niño) es solo el 20%, y lo que hay debajo (mensaje oculto) el 80%. Hablas de un punto importante, y es como te sientes tú cuando tu hija se comporta así. Esa es la primera clave para entender cual es el mensaje oculto que quiere hacernos llegar el niño. Conocer la tabla de las metas equivocadas y su funcionamiento es una herramienta poderosa como padres para ayudar a nuestros hijos. Gracias por tu comentario!

    • Masha 8 meses

      Hola Maria Teresa.

      Es muy frustrante cuando queremos lo mejor para nuestros hijos y vemos que ellos hacen lo mínimo en el cole, vamos, lo justo para aprobar. Es normal que te enfades. Aunque el enfado realmente (como bien cuentan en este articulo) es lo que yo llamo, una “emoción camuflaje”, ya que así no tenemos que sentir o expresar lo que realmente hay debajo; quizás la decepción, el miedo de que pasara con tu hija, si sigue sacando estas notas, la preocupación por su futuro.
      Yo por ejemplo sacaba muy buenas notas; pero solo de las asignaturas que me interesaban. Las que no me gustaban (o las que no entendía), solo las aprobaba (y no siempre). Era bastante absurdo ver mis notas; lengua 10, ingles 10, historia 10, matemáticas 5 (como mucho), química 5, física 5…
      Tuve que descubrir yo sola de que era mas de las letras. Nadie se fijo en que me pasaba el día leyendo, escribiendo canciones y cuentos y para mi las matemáticas no tenían sentido.

      Creo que seria interesante si intentaras a averiguar que es lo que le apasiona a tu hija. Dices que es muy juguetona y que no se concentra y como profesora de ingles, te puedo decir que a estas edades esto es algo normal. Hay muchos niños, sobre todo los que tienen dones artísticos, que no pueden concentrarse bien en el cole o no les interesa hacer los deberes. Que es lo que le gusta? A que suele jugar?
      Mi hijo ve muchos documentales sobre los animales, le encantan y se sabe de memoria tantas cosas sobre ellos, que es increíble escucharlo. Pero no le pidas que saque buenas notas en ciencias sociales.
      Mi hija pinta, dibuja y hace cosas con la plastelina, que yo jamas sabre hacer.
      y tuve que explicarles a los dos que haré todo lo posible para que puedan aprender mas de lo que les gusta, hacer que su pasión se convierta en su trabajo, pero que para esto también tendrán que poner de su parte y aprobar el resto de las asignaturas.

      Cuando tu hija trae una mala nota, no la riñas. Dile “te has esforzado mucho para este examen, lo has aprobado. Crees que si te ayudo a estudiar, podrás sacar una nota aun mejor la próxima vez?”
      No te fijes en el resultado, fíjate en lo que ves, pregunta como se siente cuando saca una nota buena y otra mala, pregunta que puedes hacer para que le sea mas fácil concentrarse. No todo el mundo sabe estudiar y no todo el mundo se sabe concentrar.

      Espero haberte ayudado un poco!

  11. Hugo López 1 año

    Las nuevas experiencias son altamente determinantes para el sujeto porque se producen cuando éste aún carece de un marco referencial con el que le resulte posible cotejar el hecho novedoso: su resultado aportará los elementos necesarios para la resolución exitosa de futuras situaciones análogas. Pero si el episodio resulta traumático por generar un peligro real para el sujeto, la evolución psíquica de éste puede quedar ligada a la etapa de su desarrollo en la que el hecho se produjo: a este fenómeno Freud lo denominó fijación. La maduración psicológica se produce mediante la continua improntación de nuevos contenidos sobre la base de improntas ya existentes: dada la intensidad con el que el sujeto percibe el episodio que la genera, la fijación impide nuevas improntaciones relacionadas con el tema del que se trate, las que le permitirían evolucionar hacia etapas posteriores de su maduración. Es lo que expresaban las madres de los ’70 cuando decían: “No me lo traumés al nene”

    • Gracias por tu interesante aportación, Hugo. Hoy en día sabemos que el cerebro, ciertas partes del mismo, está en continuo movimiento, en constante cambio, lo que se conoce como la plasticidad del cerebro, una cualidad fascinante que ha servido para la supervivencia del ser humano. Gracias por tu comentario!

  12. Muchas gracias por tan esclarecedor artículo. Una mayor comprensión de las bases neurológicas del aprendizaje ayudará a muchos padres en su irremplazable labor educativa.

    • Que cierto, Francisco. Conocer como funciona el cerebro es una potente herramienta. Gracias por tu comentario!

  13. Mimi 1 año

    Me parecio muy interesante porque es lo que me pasa a la hora de estudiar. Si grito y estallo mi hija se bloquea y aunque sé que se sabe la respuesta correcta le pregunto y me responde otra cosa lo que me hace estallar y entrar en un conflicto con ella. Ahora ya sé que no es ella quien quiere sacarme de mis casillas sino la amigdala que cumple su funcion.
    Gracias por la informacion merece compartirla.

  14. silvia 1 año

    Hola me gusto mucho el articulo q publicaste yo tengo un hijo de cuatro años y no pone atención alo q le digo no se puede concentrar en su tarea va en pre quinder y si no estoy a su lado no logra hacer nada de tarea y siempre dice no puedo y se distrae con cualquier cosa ya no se q haces todos los compañeritos a van bien adelantados no logra concentrarse ni en su curso que hago.

    • Hola, Silvia. ¿De dónde eres? Entiendo que cuando hablas de tareas son deberes del colegio para hacer en casa. Con esa edad, en infantil, están ya probados con numerosos estudios sus perjuicios más que sus beneficios, si hablamos de tareas continuadas… Tu hijo está en la etapa del aprendizaje a través del juego, del movimiento y de las experiencias de primera mano. Su cerebro le pide continuamente el movimiento que necesita para aprender y realizar las conexiones neuronales que le servirán en el futuro para otros procesos como la escritura y la lectura, que llegan alrededor de los 6 años. Casa persona tiene un ritmo propio. Quizá podáis encontrar juntos (entre escuela, padres y niño) otro sistema o pautas de tareas que se adapten mejor a lo que necesita vuestro hijo. Ánimo y gracias por tu comentario!

  15. Reme 1 año

    Magnifico articulo! Muy revelador, al igual que las respuestas a las dudas que te han ido planteando.
    Mil gracias. Me he visto reflejada en mas de uno de los comentarios/consultas que te han hecho.
    Estoy convencida de que he de empezar a poner especial atencion en el autocuidado. Tengo dos peques, uno de 4 años y otra de 17 meses, y en esta nueva y preciosa fase (la pequeña ya anda y empieza a hablar, a requerir mas atencion aun que cuando era bebe, y el hermano esta en una preciosa edad en la que tambien necesita ser el centro de atencion y no aburrirse nunca), me pilla en un periodo muy estresante (fisica, emocional y economicamente), y
    me he descubierto muy a mi pesar, levantando la voz a mi hijo, o hablandole muy enfadada.
    Como se que mi estado animico no justifica que hable mal a mi niño cuando hace algo que no espero en ese momento, el sentimiento de culpa y de que no lo estoy haciendo bien es cada vez mayor. Asi que te agradeceria muchisimo me dijeras si podrias facilitarme informacion sobre como autocuidarse adecuadamente?
    Cuando aconsejas la busqueda de talleres de disciplina positiva, te refieres tambien a que incluyen esta parte, el autocuidado?
    Necesito herramientas.
    De nuevo, mil gracias!!

    • Te entiendo perfectamente, Reme. Mis hijas tienen más o menos la edad de los tuyos. Hay que preguntarse: si yo estoy mal, si no me cuido como me merezco (eliminando el sentido de culpa que nos entra a los padres cuando lo hacemos), si me encuentro mal, agotado física y/ o mentalmente: ¿estaré en condiciones para cuidar a otros?.
      A veces es suficiente con 5 minutos al día sola delante de una buena taza de té.
      En los talleres de DP vemos la importancia del concepto del autocuidado, y el proprio taller se convierte en un espacio semanal de autoreflexión y autocuidado. Gracias por compartir tu experiencia.

  16. Maryuri 1 año

    Hola, la verdad que esto me ayuda mucho, ya que mi hijo paso una terrible experiencia con mi hijo pprque una maestra lo dejo todo el año escolar sin recreo u le daba gritos terribles al nivel que mi hijo se bloqueo tanto que no copiaba y bajo mucho el rendimiento y lloraba para ir a la escuela, fue una muy mala experiencia al punto que me afecto a mi misma lo cambie de salon y mejoro poco a poco lo lleve a la sicopedagoga y psicologa y el niño esta siendo atentido para ayudarlo a superar pero la maestra bien pueda nunca fue llamada para dar cuentas de esto.

    • Que terrible experiencia tuvo que vivir tu hijo. Enhorabuena por las decisiones que tomaste como el cambio de aula. El movimiento es la base que ayuda a fijar los conocimientos aprendidos en el cerebro. Privar a un niño del recreo, de ese tiempo de movimiento es negarle la oportunidad de aprendizaje. Gracias por compartir.

  17. Priscilla Heiss 1 año

    Gracias por el artículo, de verdad ayuda mucho a entender y sentir la importancia de nuestro rol de padres y educadores. Con mi hijo mayor de seis años me cuesta mucho aplicar la técnica de la disciplina positiva. Rápidamente pierdo la paciencia cuando no entiende órdenes y entramos en un círculo vicioso de gritos y castigos. Este tipo de artículos son motivadores para cambiar conductas como padres y mejorar para poder criar niños sanos y queridos.
    Muchas gracias!

  18. Mariela 1 año

    Mi niño tiene 9 años,perdió a su padre en un accidente cuando tenia 4.Ahora se muestra por lo general rebelde,me han dicho que es muy rebelde para ser tan pequeño, últimamente no quiere hacer las tareas y esta muy contestón, juega muy tosco con su hermana pequeña hasta a veces hacerla daño,se muestra muy temerario antes las situaciones de peligro. Me debo armar de mucha paciencia cuando hablo con él para que cumpla sus deberes , es un batallar diariamente ,solo si sabe que habra un premio o un estimulo como salir a pasear,etc. las hace y aún así un poco a regañadientas .No se si tiene algo que ver además de todo lo escrito el echo del que al nacer mi niño ,que fue por parto normal no me lo entregaron al momento como si lo hicieron con mi segunda hija, ya que me dijeron que como la fuente se habia roto se llevaron a mi niño para observación y me lo entregaron muchas horas después.Quiero ayudar a mi niño.Gracias de antemano por su respuesta,

  19. maria 1 año

    Muchas gracias por tus reflexiones y recomendaciones son muy útiles. En mi caso que estoy con los cuidados de mi padre (89) y madre (86) me ayudan a reflexionar. Agradecería que puedas enviar información para el autocuidado y el cuidado de personas adultas mayores.

    • Hola, Maria. Te animo a conectar con asociaciones de personas cuidadoras por tu zona, que en tu caso podrán orientarte y fácilitarte una información mucho más adaptada a tu situación. En el caso de cuidadores de personas dependientes tener presente el autocuidado todo lo que se pueda es vital para evitar el agotamiento y el síndrome de burnout (quemado). Un saludo!

  20. Isabel 1 año

    Buenas noches. Interessante articulo, gracias. Cargo con un programa de mi infancia entre los castigos físicos de mi padre, gritos de mi madre y falta de conexión/acogimiento con madre/padre… Y me resulta difícil no gritar, comunicarme efectivamente, lo de pegar si que he decidido no hacer y no lo hago, pero en situaciones como limpiarse los mocos, ponerse la ropa se me va la paciencia porque mi hija no quiere hacer…y termino gritando, y ella tiene 3 anos y veo que todo depende do cuanto calmada estoy, pero as vezes resulta dificil mantener la calma sin tener un respiro, una vida… Despues que tuve a mi hija me dedico integralmente a ser madre/ama de casa…eso también estoy buscando trabajar porque tanpoco quiero ser una madre frustrada… Me gustaría leer mas y participar de algún grupo, vivo en Córdoba/Argentina

    • Gracias por compartir tu experiencia, Isabel. En tu caso te animo a buscar talleres de Disciplina Positiva en tu zona, o, en su defecto, grupos de madres y padres.

  21. Boris 1 año

    siempre en cualquier situacion , la calma es la erramienta primordial siempre siempre , aun que nunca sea facil,

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTO

Envíenos un correo electrónico y nos comunicaremos con usted lo antes posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?