Disciplina positiva ¿Estas listo?

Junto a los tres kilos de carne más o menos sonrosada, llegan a este mundo, con el nacimiento de cada criatura, un buen manojo de expectativas. Comienza el viaje largo que supone la educación de un niño.
Soy el tripulante, el piloto. Tengo claras las metas.

Pasan dos años. El niño no come o no duerme, o se parece más a la niña del exorcista que a un querubín. Y no se entiende nada de lo que hace, empuja a la desorientación y hasta consigue, en muchas ocasiones que las madres y padres se cuestionen a si mismos saliendo malparados en la contienda, con corazones latiendo al son de la insatisfacción y la frustración. Y titubeamos, del estilo autoritario que nos lleva “al no me soporto”, al estilo permisivo, “no le soporto”.

Debería seguir siendo el tripulante pero la nave no responde, el destino, las metas educativas se desdibujaron ¿dónde hay una brújula?
Y lo que es más importante ¿dónde está el niño? ¿Cree que comprendemos su punto de vista? ¿La relación ayuda a su desarrollo, a su autoestima? ¿Genera destrezas para que el día de mañana sea un ser humano efectivo, feliz y miembro contribuyente al bienestar de su familia y la sociedad? ¿Qué trato de conseguir del niño? ¿Conozco a mi hijo, siento la curiosidad de saber quién es?
No estamos solos, la situación la podrían suscribir muchas familias. La tarea de educar no es fácil.
La propuesta de Disciplina Positiva es tejer un puente sólido entre las expectativas y las estrategias, que no nos va a garantizar el éxito siempre pero seguro que no buscamos ser educadores perfectos, lo que anhelamos es mejorar para seleccionar las herramientas más apropiadas según nuestras circunstancias. Herramientas que aseguren al niño el derecho a ser tratado con dignidad y respeto porque a menudo nos implicamos emocionalmente y perdemos la perspectiva y el sentido común.
Esta es la invitación de esta entrada ¿estás listo? Desterremos prácticas basadas en el temor, la vergüenza o la humillación, los niños merecen tener esa oportunidad. Aprendamos juntos estrategias flexibles, ya que no todos los niños son iguales, más efectivas porque lo importante “no es ganar a los niños sino ganárselos”, de mirada larga, que desarrollen las competencias para la vida… en un entorno amable y firme.
¿Tienes confianza en el niño? Cuando confías es más fácil dejar de controlarlo y castigarlo.
¡Lista para reflexionar y aprender, os convoco a ser miembros activos en Disciplina Positiva España! ¿Nos acompañáis? Eso sí, tened en cuenta que el periplo dura años ;)

Fuente: http://escuelainfantilgranvia.com/disciplina-positiva-estas-listo/

DISCIPLINA POSITIVA ¿ESTÁS LISTO?

Últimas entradas

Disciplina positiva, en esencia

  Muchas personas, ante mi entusiasmo con el tema de la disciplina positiva, me preguntan “Julia, ¿qué es eso de la disciplina positiva?, ¿me lo podrías explicar un poco?”.    En ese

Primero conexión y luego corrección…

Emociones, las culpables de que en ocasiones no seamos capaces de controlar nuestra conducta. Parece que todo sería mucho más sencillo de gestionar si estas no nos secuestraran en aquellos

© 2021disciplinapositivaespana.es
Diseñado por