PIDO PRESUNCIÓN DE NO IGUALDAD

Me queman hoy las pautas de generalidad que tanto daño hacen a los seres humanos, y hoy quiero reflexionar sobre ello, si me permitís y si os place leerlo lo comparto con vosotros, aún con el tono de ardor que seguro captáis en cada línea.

¿Son todos los bebés iguales? ¿Son todos los niños iguales? ¿Somos todos los adultos iguales?

Rotundamente no. ¡Rotundamente no!

Y sí, me diréis que no os digo nada nuevo, que todo el mundo sabe que no hay nadie igual al otro, que somos distintos entre nosotros incluso físicamente. No todos tenemos la misma apariencia aunque tengamos dos brazos, dos piernas y una cabeza… No todos nos comportamos del mismo modo o reaccionamos igual ante un mismo estímulo aunque efectivamente todos contemos con emociones y un cerebro que las registra…

Para comenzar desde el principio o incluso desde antes del principio (anterior al nacimiento) ya nuestra individualidad es patente y manifiesta. No todos los bebés son iguales ni reaccionan del mismo modo, lo veo cada día en mi trabajo con los papás y sus chiquitines. Ni siquiera el día 1 son iguales. Tener en cuenta su individualidad nos ayuda a aprender a escuchar, a observar, y por lo tanto a poder reaccionar en consecuencia teniendo en cuenta sus características propias, atenderle donde más lo necesita, apoyarle donde él como persona lo demanda, y no de forma general, sino de forma específica.
Es de vital importancia, y muchas dificultades con el sueño se han resuelto o han mejorado ostensiblemente con el mero hecho de tener esto en cuenta, aprender a ver al bebé en su individualidad.
Pero aunque esto dicho así parece evidente, me encuentro con que se pretende tratar a todos los bebés igual. ¡Ah! que tiene alguna dificultad con el sueño, pues haz esto (o lo otro, según donde se busque). Esto no funciona así, esto funciona aprendiendo a entender, a ver QUIÉN ES  tu hijo en particular, concretamente, específicamente.

Pero no me quedo ahí. ¿Qué pasa con los niños? Con los niños en edad preescolar, cuando han dejado de ser bebés… ¿De repente todos se han vuelto iguales? Evidentemente no, no solo no se han vuelto iguales sino que su individualidad se va tornando más y más evidente, más y más compleja, al ir desarrollándose su cerebro, su emocionalidad… Y a esta edad ya se nos hace más evidente su personalidad, la vamos teniendo más en cuenta, comentamos sobre ella, pero… ¡oh!, ¡Sorpresa! En la mayor parte de los casos nos encontramos con que entonces tienen que entrar en un molde, un molde hecho para que la “producción” de niños sea en serie, todos igualitosssssss. Y es una bendición encontrar una escuela donde se tenga en cuenta que cada niño es un mundo. ¿Y porqué llego hasta aquí? Porque no todos los niños aprenden del mismo modo, no todos los niños entienden del mismo modo. Y cuando salen de preescolar, donde al menos todavía hay cierto punto de comprensión sobre esto se suelen topar con un molde aún más férreo.

¡No todos los niños aprenden del mismo modo!

Y todos aquellos que rompen el molde de la serie, o que al menos lo intentan tienen pocas alternativas:

– Encorsetarse el molde como sea a riesgo de sufrir de falta de ilusión de vivir.

– Saltar por encima del tal molde y aunque libres de ello, señalados como “raros”, “diferentes”, “tontos”…

Y de uno u otro modo llegar a la vida adulta con la luz de su alma apagada o en modo tenue, y no por falta de fuerza, sino por miedo a brillar y a ser señalados por ello.

Brillad, soltad las cadenas que os atan a la generalidad, no temáis en ser quien vuestro corazón os grita que seáis. Y dejemos que los niños sigan los dictados de su esencia, con nuestra guía (desde luego), para poder mostrar al mundo quienes realmente son.

Ana Isabel Fraga

PIDO PRESUNCIÓN DE NO IGUALDAD

0 Comentarios

Escríbenos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTO

Envíenos un correo electrónico y nos comunicaremos con usted lo antes posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?